El rosarino mostró toda su jerarquía y se la picó a Esteban Andrada en el segundo tanto de los catalanes.


Barcelona venció sin problemas a Boca por el Trofeo Joan Gamper con un golazo de Lionel Messi, quien maravilló al Camp Nou entero con su espectacular definición para poner el 2-0 parcial.

Antes de que finalice el primer tiempo, el astro argentino se metió en el área “Xeneize” y quedó cara a cara con Esteban Andrada. Y como es costumbre, no tembló ante la salida del arquero y se la picó.

Esta será una temporada importante para el argentino ya que se convirtió en primer capitán del equipo. En la previa al encuentro, “La Pulga” habló ante los hinchas y los ilusionó con ganar la siguiente Champions League.




Comentarios