La cantante se sinceró en la mesa de Mirtha Legrand. 


Lali Espósito esta muy enamorada de su novio, Santiago Mocorrea, lo deja entrever cada vez que le preguntan por el. Esta vez, invitada en la mesa de Mirtha Legrand, contó como se conocieron. 

La artista, que acaba de sacar su último disco “Brava”, narró que la primera vez que se vieron fue hace cinco años, cuando ella recién comenzaba su carrera solista y la habían llamado como telonera del show de Ricky Martin, en Buenos Aires.

Su manager fue quien los presentó, ya que Santiago, ingeniero de sonido, en ese entonces formaba parte de la productora que la citó. “Ahí solo nos vimos. Pero cinco años después, yo ya soltera, me invitó a salir. Me dijo ‘No se si te acordás de mí'”, aclaró entre risas la cantante, quien rápidamente afirmó que sí se acordaba, porque le había parecido un “bombón”.

Más allá de que su novio ahora trabaja en el campo de su familia, en General Villegas, Lali aclaró que él la acompaña en su profesión porque sabe mucho de música y lo disfruta. “Cuando viene a los recitales, se queda al lado del sonidista y escucha a la banda en vivo. Después me hace comentarios para que tenga en cuenta”.

La Chiqui no tardó en preguntar sobre el futuro de la pareja, que cada tanto muestra algunas postales de sus escapadas románticas en Instagram. La conductora indagó si estaba en sus planes casarse, pero automáticamente, Lali hizo una mueca y se empezó a reír. “No tengo ganas, yo no soy tan Susanita”, sentenció. 

La artista expuso que ella está interesada en compartir la vida con él. “Tengo ganas de tener una casa, tener hijos, más que el hecho de casarme en sí. Aunque si sucede, sucede”, cerró.





Comentarios