Pertenecía a la aerolínea Alaska Airlines, estaba aparcado para mantenimiento y no había ninguna otra persona a bordo.


Un empleado de la compañía aérea Alaska Airlines robó un avión sin pasajeros en el aeropuerto internacional de Seattle-Tacoma y posteriormente lo estrelló, informaron a última hora del viernes las autoridades policiales.

La oficina del sheriff del condado de Pierce, en el estado de Washington, confirmó que no se trató de un incidente terrorista y que el hombre, de 29 años, trabajaba para la compañía Alaska Airlines con sede en Seattle.

El sheriff dijo primero que se trataba de un mecánico, pero la aerolínea explicó después que era un agente de servicios de assitencia en tierra, responsable de dirigir a los aviones hasta las puertas de embarque, gestionar los equipajes y descongelar aviones.

El hombre robó el avión Bombardier Q400 de doble motor hacia las 20:00 (hora local, 3:00 GMT) del viernes cuando estaba aparcado en un punto de mantenimiento en el aeropuerto, declaró la compañía.

La oficina del sheriff dijo que las primeras informaciones sugerían que el aparato se estrelló porque el piloto estaba “haciendo acrobacias” o debido a una “falta de habilidades de vuelo”.

“Se cree que el individuo que tomó el avión, que todavía no ha podido ser identificado positivamente hasta que los restos sean analizados, era la única persona a bordo“, señaló Alaska Airlines.

La grabación de la cadena de televisión local KIRO-7 mostró los restos carbonizados del aparato en la pequeña y escasamente poblada isla de Ketron, situada al sur de Seattle.

Antes de que se estrellase se vieron cazas de combates volando cerca del avión. Posteriormente, el gobernador de Washington, Jay Inslee, felicitó a los pilotos de las Fuerzas Armadas.

La oficina del sheriff aseguró que los aviones de combate no jugaron ningún papel en la colisión del aparato robado. En los últimos años, Alaska Airlines ha pasado de ser una compañía de transporte regional a operar rutas por todo Estados Unidos.





Comentarios