El exjefe de Gabinete optó por presentar un escrito, en lugar de hablar. 


Juan Manuel Abal Medina, exjefe de Gabinete kirchnerista, no hablará y en su lugar, presentará un escrito ante el juez federal Claudio Bonadio en el marco de la causa conocida como “Los cuadernos de las coimas”.

El exfuncionario, que fue nombrado por Oscar Centeno en sus registros, no hará uso de la figura del arrepentido e intentará desprenderse del mapa de empresarios beneficiados con contratos de obra pública.

Juan Manuel Abal Medina y Cristina Kirchner

Según el exchofer de Roberto Baratta, mano derecha de Julio De Vido en el Ministerio de Planificación Federal, Abal Medina cobró el 5 de septiembre de 2013, dinero que había sido otorgado por el empresario Juan Carlos de Goycoechea, exejecutivo de Isolux.

Lazarte y Hugo Martín Larraburu retiran dinero en una oficina de Puerto Madero para luego llevárselo a Juan Manuel Abal Medina por indicación de Cristina Elisabet Fernández“, redactó Centeno en sus cuadernos. Por si fuera poco, varios de los autos usados para hacer las recolecciones estaban a nombre de la Jefatura de Gabinete.

Abal Medina

TN  informó que en un allanamiento en la casa de Martín Larraburu, exsecretario de Abal Medina, se hallaron pendrives con la ruta del dinero de las coimas. Los documentos complican a varios excandidatos del Frente Para la Victoria (FPV) que habrían sido beneficiarios de parte del dinero de las coimas para financiar sus respectivas campañas.

El juez Bonadio lo llamó a indagatoria aunque está previsto que el exfuncionario no declare y en su lugar, presente un escrito con el que tratará de desligarse.

El miércoles, el exsecretario General de la Presidencia, Oscar Parrilli, dio el presente en los tribunales de Comodoro Py, se negó a responder preguntas y cuestionó la investigación: “Es todo un invento, está absolutamente armado”.






Comentarios