Para llegar a la meta fiscal, deberán afrontar un recorte de gastos de $100.000 millones. 


El miércoles, Casa Rosada propuso a las provincias que el ajuste se iba a dividir: 66% para Nación y 33% en las provincias. Sin embargo, ante la presión del presupuesto 2019, el Gobierno mejoró la propuesta inicial que había preparado y asumirá la mayor parte del ahorro que deberá hacer el país para cumplir con la meta del 1,3% comprometida con el Fondo Monetario Internacional.

De esta manera, la provincia de Buenos Aires sería una de las más aliviadas, ya que de sellarse este “pacto” tendría que resignar apenas un poco más de la mitad de lo previsto, todos los distritos se verían beneficiados.

Tal como adelantó el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, Nación se queda con los dos tercios de los fondos, entre los coparticipables y aquellos recursos que surgen de la Seguridad Social. El recorte que debería hacer es: las provincias, de los 150 mil millones iniciales a $99.930 millones. Mientras, Nación absorberá $200.070 millones.

Además, cada distrito aporte según el porcentaje de coparticipación que percibe.

Según estos cálculos, la previsión del reparto del resto de las provincias, sería la siguiente:

  • Buenos Aires: $22.852 millones
  • Capital Federal: $5.147 millones
  • Córdoba: $8.134 millones
  • Santa Fe: $8.364 millones 
  • Corrientes: $3.420 millones
  • Mendoza: $3.747 millones
  •  Jujuy; $2.559 millones
  • Catamarca: $2400 millones
  • Chubut: $1.500 millones
  • Formosa: $3.200 millones
  • La Pampa: $1.600 millones
  • La Rioja: $1.800 millones
  • Misiones: $3.000 millones
  • Neuquén: $1.600 millones
  • Río Negro: $2.200 millones
  • Salta: $3.500 millones
  • San Juan: $3.000 millones
  • San Luis: $2.000 millones
  • Santa Cruz: $1.400 millones
  • Santiago del Estero: $3.700 millones 
  • Tierra del Fuego: $1.100 millones




Comentarios