El conductor tuvo una extraña infección bacteriana y que lo dejó al borde de la muerte. Estuvo en Intrusos y recordó el momento.


Tras permanecer cerca de un mes internado, Hernán Caire estuvo en Intrusos y relató los duros momentos que debió atravesar y las consecuencias que aún tiene a causa de una extraña enfermedad, producto de una infección bacteriana.

El conductor, a mediados de junio, fue operado de urgencia a raíz de una bacteria que se expandió por la sangre y llegó a los pulmones. “Cuando me dieron el alta, el médico me dijo ‘Hernán, es la segunda vida que te da Dios, agradécele'”, dijo Caire.

Y luego precisó: “Todo comenzó con un granito, que fue empeorando con los días. Lo llegué a tener recontra inflamado. Después se le sumó la fiebre. Me asusté mucho. Primero me dijeron que era un herpes”.

“Entonces fui a ver a un amigo médico. Fui con la intención de irme a los minutos. Pero se complicó todo y me quedé internado. Me tuvieron que escanear entero. Entraron un montón de médicos… fueron cuatro días de incertidumbre. Yo les decía a los médicos ‘no me quiero morir'”, relató emocionado el actor.

“A los cuatro días me dicen ‘detectamos la bacteria’. Me había entrado por el labio y por la sangre se fue a los pulmones. Hizo un desastre, literal””, agregó.

“En todo ese tiempo lo que más me dolía era no poder ver a mi hija. Fueron días muy duros”, contó Caire, que se quebró al hablar de Valentina.

Caire confesó que está haciendo ejercicios para fortalecer los pulmones y aún no puedo hacer actividad física. “Me agarró pánico. Tuve que volver a la psicóloga para tratar este tema. Tengo miedo a que me pase algo. Ahora no me puedo pescar un resfrío ni nada”, contó.

Y reconoció que llegó a Intrusos acompañado por un amigo: “Esta es mi primer salida. La calle me da miedo. Me da miedo salir solo. Cambié mucho. No tomo agua de cualquier vaso, por ejemplo. Estoy muy cuidadoso. Antes era ordenado pero ahora soy el triple”.





Comentarios