Kolinda Grabar-Kitarovic se pidió licencia sin goce de sueldo y se pagó el viaje a Rusia para seguir a su selección.


Croacia hizo historia al vencer a Inglaterra y acceder a la final del Mundial de Rusia, donde este domingo desde las 12 (hora de Argentina)  se enfrentará ante Francia en el estadio Luzhnikí de Moscú. Y Kolinda Grabar-Kitarovic, la presidenta croata, es la hincha número uno de esta selección histórica.

Kolinda siguió desde el comienzo del certamen al equipo dirigido por Zlatko Dalić, y para ello dio un gran ejemplo que los políticos deberían imitar: se pidió vacaciones sin goce de sueldo para viajar a Rusia y se pagó los pasajes de avión.

Durante los partidos se la vio eufórica festejando los goles y las victorias de su país, al punto tal que en cuartos de final fue al vestuario a felicitar a los jugadores. La rubia, de 50 años, estuvo casi en todos los partidos, aunque no dijo presente en la semifinal ante los ingleses.

“Vamos a ganar”, aseguró sobre la final del domingo la mandataria croata en el marco de la cumbre de la OTAN en Bruselas.

Junto a Kolinda, en el encuentro definitorio estará también el Presidente de Francia, Emmanuel Macron.





Comentarios