Aún falta periciar muestras halladas en la escena del crimen, aseguran los investigadores.


Se realizó la reconstrucción de los últimos minutos con vida de María Marta García Belsunce, la mujer de 50 años asesinada el 27 de octubre de 2002 en el country El Carmel de Pilar, y se conoció que un cotejo de ADN sobre Nicolás Pachelo (41), el principal acusado del crimen, su ex esposa y cinco vigiladores dio negativo, según consignó Clarín.

María Marta García Belsunce.

El 25 de abril pasado fueron solicitados los estudios genéticos sobre muestras de ADN que no habían podido ser peritadas en 2005 porque “eran escasas”. Gracias a la tecnología actual, se pudo establecer que pertenecían a dos personas de sexo masculino. A su vez, se pidió el análisis de un perfil femenino hallado en la antesala del baño donde fue encontrada muerta María Marta.

Nicolás Pachelo.

Parte de esas muestras se cotejaron con las extraídas a Pachelo, su ex pareja Inés Dávalos Cornejo (40), y los empleados de seguridad de El Carmel Ramón Acosta, Víctor Contreras, José Ortiz, Eduardo Vera y Norberto Glennon.

Fuentes del caso indicaron al mismo medio que los resultados “preliminares” dieron negativo. No obstante, los fiscales solicitaron una ampliación del cotejo ya que “no fueron analizadas todas las muestras que hay en la Asesoría Pericial La Plata”. Tampoco se sabe si el material analizado pertenece a sangre o saliva.

Carlos Carrascosa. (DYN/EZEQUIEL PONTORIERO)

Por el homicidio fue condenado el viudo de María Marta, Carlos Carrascosa. En 2007 le dieron seis años de prisión por encubrimiento. Dos años después, Casación bonaerense lo sentenció a perpetua como asesino y lo envió a la cárcel de Campana. En diciembre de 2016, un nuevo fallo de Casación lo absolvió y ordenó formar un nuevo equipo de fiscales, quienes avanzaron en la hipótesis de un crimen cometido durante un asalto.






Comentarios