La renegociación busca mejoras en las obligaciones contractuales y funcionalidades de los sistemas de reserva.


La empresa aérea, Aerolíneas Argentinas, como parte de su política de ahorro, eliminación de subsidios y autosustentabilidad, ahorró 29 millones de dólares anuales en los contratos con sus sistemas de reservas, “check-in” y gestión aeroportuaria.

Desde la compañía informaron que, desde 1998 cuando contrataron los servicios de la empresa Sabre como proveedor principal de su sistema de reservas, el contrato no había sido revisado.

Por ese motivo, el resultado de esta renegociación es una reducción del 30% en el pago. El nuevo contrato implica mejoras en las obligaciones contractuales y funcionalidades de los sistemas de reserva, redundando en un mejor servicio para los pasajeros.

Mario Dell Acqua, presidente del Grupo Aerolíneas, dijo: “Esta iniciativa es una de las metas que nos planteamos como gestión seria y responsable. Nuestro compromiso es con los argentinos, que son los dueños de la compañía y que están interesados en que su dinero sea administrado de forma transparente”.

La empresa está llevando adelante una consistente política de ahorros basada en la optimización de recursos, combustible, consumibles aeronáuticos y en la revisión permanente de los contratos vigentes. 

Durante el mes de mayo, la compañía anunció la eliminación en el pago de comisiones a agencias de viaje por ventas en el mercado de vuelos de cabotaje, y obtuvo un ahorro de 4.000.000 de dólares.






Comentarios