La ley busca proteger a las farmacias de barrio, y fue presentado por una diputada del FPV.


A raíz de las acusaciones contra el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, por sus acciones e injerencia en Farmacity, la oposición lleva al Congreso una ley para prohibir que las sociedades anónimas puedan instalar farmacias, como ya ocurre en provincia.

El proyecto fue ideado por la diputada del Fpv, Fernanda Raverta, con el apoyo de otros compañeros de su bloque: Agustín Rossi y Máximo Kirchner. También está firmado por legisladores de otros bloques de la oposición como Daniel Arroyo y Cecilia Moreau ambos del Frente Renovador; la puntana Ivanna Bianchi (Unidad Justicialista) y Araceli Ferreyra, del Movimiento Evita.

El texto apunta a la necesidad de “recuperar el espíritu sanitarista de las farmacias”. Además, reinstaurar el artículo 14 de la norma original -derogado en los 90′- que establecía quiénes podían instalar farmacias. El objetivo es proteger a las farmacias de barrio. 

Desde el FpV aclaran que la medida no es retroactiva. Esto quiere decir, que no afecta a las sedes de Farmacity que ya funcionan, sino que previene que esa firma o cualquier otra similar se instale en cualquier parte del país.




Comentarios