Lo acusan de haber violado a una mujer y de haber obligado a otra a practicarle sexo oral.


El famoso productor de cine que se convirtió en el centro de la explosión de denuncias de abuso y acoso sexual en Hollywood, Harvey Weinstein, se entregó este viernes a la Policía en Nueva York y ahora lo investigan por abuso sexual.

Según reportaron medios estadounidenses, ante el avance de las causas judiciales y la inminencia de su detención, Weinstein se presentó voluntariamente y en compañía de sus abogados en la comisaría número 1 de Nueva York, situada en la isla de Manhanttan, donde quedó luego formalmente detenido.

Según reportó una fuente del caso a la cadena de noticias CNN, la Justicia de Estados Unidos podría establecer una fianza de dos millones de dólares para el productor de cine, de 66 años.

El productor cinematográfico también enfrenta cargos de abuso y acoso sexual en la ciudad de Los Angeles y en la capital británica, Londres.

Minutos antes de que el productor se entregara a la Policía ante las cámaras de los canales de televisión estadounidense, algunas de sus víctimas celebraron el momento en las redes sociales.

“Hoy estamos un paso más cerca de la justicia. Que esta detención dé esperanza a todas las víctimas y sobrevivientes de todas partes que están contando su verdad”, escribió en Instagram la actriz Rose McGowan, una de las primeras en contar los ataques sexuales de Weinstein.






Comentarios