La conductora habló y no se salvó nadie: palitos para Federico Hoppe, Chato Prada y el conductor del ciclo. "No puedo aguantar una desprolijidad ética", lanzó.


Tras los rumores sobre su ausencia en el Bailando 2018, Moria Casan salió a poner blanco sobre negro y habló sobre su situación con respecto a la próxima edición del programa de Marcelo Tinelli. Y, fiel a su estilo, no tuvo pelos en la lengua y arremetió contra el conductor del ciclo, Federico Hoppe y el Chato Prada.

Este año nos pagaron hasta que dejaron de hacerlo los últimos dos meses y medio. A todo esto, el Chato, como sabía que iba a empezar a trabajar en América, me dijo todo ’por favor, te queremos, no se te ocurra firmar exclusividad’”, relató Moria.

“Me extrañó mucho que un día Tinelli dijo que tanto Marcelo Polino como Ángel de Brito y yo estábamos confirmados (para el próximo Bailando), cuando yo no había hablado con nadie”, agregó la diva.

Casán explicó que no pudo ir a firmar contrato debido a que tenía otros compromisos en Mar del Plata y que luego no se volvieron a comunicar con ella: “Se ofendieron porque no fui a firmar un contrato y dicen ’la sacan del jurado’… A mí no me saca ni me pone nadie. No me cosificaron en la vida, ¿me van a cosificar ustedes?“.

“¡Un poco de respeto! Una señora que trabajó diez años para ustedes. ¿Sabés qué creo? Creo que Tinelli no me quiere tanto, porque el día en el que me entregó el micrófono que se quedó sin voz… Para mí el micrófono es como su órgano sexual porque no se lo da a nadie y me lo entregó. No digo que tiene que estar agradecido y poner una alfombra roja porque no espero nada de nadie, pero eso como que molestó“, lanzó contra el conductor del Bailando.

Por último, sentenció: “Te puedo aguantar una desprolijidad de money, pero no te puedo bancar una desprolijidad ética, papito. Fui profesional, cumplí“.




Comentarios