Diego mostró los recovecos de su mansión, que incluye cancha de fútbol tenis y playa privada.  


Feliz, en buen estado y enamorado de Rocío Oliva. Así lució Diego Maradona en el programa de Marley (y Mirko), donde mostró su lujosa casa en Dubai. En “Por el mundo”, Diego, quien hace poco se convirtió en el presidente de un club de Bielorrusia, les hizo un tour y los invitados quedaron con la boca abierta por los detalles de la mansión.

Con la compañía de Carina Zampini, la visita empezó con la playa privada, que tiene una vista notable del país asiático y una paz envidiable. Luego, mostró la cancha de futbol tenis y se permitió el lujo e jugar un partido con su novia Rocio.

Durante el partidito, contó una experiencia con el cantante Maluma, quien le envió un video en el que decía que era su ídolo pero Diego no lo conocía. Ahora, sabe todas sus canciones, al punto de cantarlas y bailarlas -como lo hizo en el duelo de futbol tenis con Rocio-.

 Ante la consulta de Marley sobre la Selección Argentina, Maradona no le esquivó al bulto y contestó: “La veo con muchas ganas, saben la presión que tienen de los argentinos“.

Recuperé un montón de cosas, aclaré muchas cosas. Puse las cartas sobre la mesa. Acá no tiene que pagar nadie nada por todo lo que hice yo. No tengo un problemón para decir ‘estoy preocupado‘”, dijo sobre su presente. Y agregó sobre su situación sentimental: “Quiero vivir mi vida todo lo que pueda con Rocío, que la amo, es una fiera, una amiga bárbara, muy celosa pero bueno“.

Sobre la adicciones, afirmó: “El otro día cumplí 14 años de dejar la droga, y dejé amigos de la noche, prefiero verlos a la tarde comiendo un asado”.

Por último, Diego exhibió los dos autos de lujo que tiene en su cochera: un Rolls Royce azul y un BMW deportivo.




Comentarios