El presidente encabezó la inauguración de la nueva cabecera de la línea H junto al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.


Luego de asumir que el Gobierno había puesto metas económicas demasiado ambiciosas y de confirmar que no habrá cambios en el gabinete, Mauricio Macri aseguró que las transformaciones “no son fáciles, sobre si todo si son profundas”.

Macri también dijo que los vecinos de la Ciudad de Buenos Aires fueron los primeros en creer que “si se podía” y tras señalar que las transformaciones no son simples puntualizó que los cambios “son de la sociedad en su conjunto, no solo de un gobierno” y agregó: “cada vez somos más, los que nos damos cuenta que lo que no podemos hacer es resignarnos, decir que no se puede” .

Además puntualizó que este rumbo “es parte de la agenda de hacerse cargo de muchas cosas que estaban pendientes, donde en el campo de cuidar a la gente estamos trabajando junto con la ciudad de Buenos Aires en la lucha contra el narcotráfico, un flagelo que ataca, perjudica y daña la institución más importante que tenemos en el país que es la familia.




Comentarios