La ministra expone ante un plenario de cuatro comisiones para defender la iniciativa.


Carolina Stanley, la ministra de Desarrollo Social, calificó hoy como “una deuda histórica” la urbanización de villas y destacó la importancia del proyecto impulsado por el oficialismo para expropiar tierras y urbanizar unos 4.000 barrios populares de todo el país.

El plan del Gobierno para urbanizar las villas

Stanley expone ante un plenario de las comisiones de Asuntos Constitucionales, que preside Pablo Tonelli (PRO); Vivienda y Ordenamiento Urbano, a cargo de Felipe Solá (Frente Renovador); Legislación General, encabezada por Daniel Lipovetzky (PRO) y Presupuesto y Hacienda, presidida por Luciano Laspina (PRO).

Tras detallar el proceso que terminó en la redacción del proyecto en el que trabajaron legisladores, organizaciones sociales y el gobierno nacional, Stanley sostuvo que se trata de “una deuda histórica por la antigüedad y los años que hace que viven allí”.

“Esta deuda histórica nos da la oportunidad de que si trabajamos en serio y en forma conjunta vamos a trabajar sobre una sociedad muy joven que tiene muchas oportunidades que hoy no le estamos dando”, aseguró la ministra, al precisar que “el 40 por ciento de la población” que vive en barrios populares “tiene menos de 15 años y el 70 por ciento menos de 29 años”.

Se trata de un proyecto presentado en la cámara baja a principios de abril por los presidentes de las bancadas del interbloque Cambiemos, Mario Negri (UCR-Cambiemos), Nicolás Massot (PRO) y Elisa Carrió (Coalición Cívica), quienes días atrás se reunieron con Stanley para analizar la propuesta.

La iniciativa, consensuada con el Poder Ejecutivo, permitirá la urbanización de villas de emergencia en las que viven unos 3,5 millones de argentinos a quienes se les dará la propiedad de sus viviendas, dijeron en esa ocasión los legisladores oficialistas.

Bajo la creación del “Régimen de integración socio urbana y regularización dominial”, el objetivo es disponer la utilidad pública y la expropiación de las tierras donde se levantan 4.228 barrios precarios en todo el país, con el fin de darles el título de propiedad a sus habitantes.




Comentarios