En una sesión especial, el Jefe de Gabinete brindó el informe de gestión de 2018 ante los senadores.


El jefe de Gabinete de ministros, Marcos Peña, realizó este miércoles su primer informe de gestión del año ante el Senado reclamándole a los estados provinciales que asuman “sus responsabilidades de gasto”, durante un discurso que duró menos de veinte minutos y en el que no se refirió a las tarifas de los servicios públicos.

“Las provincias deben asumir sus responsabilidades de gasto y una vía posible es la pendiente Ley de Coparticipación Federal”, explicó Peña en su discurso leído ante los legisladores antes de que arranque la ronda de preguntas.

El funcionario anticipó al comienzo de su intervención que iba a referirse al federalismo fiscal y recordó algunas medidas tomadas por el gobierno de Mauricio Macri en favor de las provincias.

“En 2015 había un federalismo sin contenido”, arrancó Peña, quien agregó que la Casa Rosada contaba con mayores recursos en detrimento de las provincias, tras lo cual mencionó que “los fondos se repartían como un método de disciplinamiento político”.

Según mencionó, el gobierno macrista “no las dejó solas, rascó el fondo de la olla y consiguió los recursos”, y mencionó: “Hoy tenemos provincias que sanearon sus déficit fiscales”.

“El debate, ahora, es ordenar las responsabilidades del Estado nacional, de las provincias y de los municipios y encarar la discusión de la coparticipación”, insistió.

En ese sentido, se preguntó si “debe la Nación darle plata a una intendencia para asfaltar una calle”, o si “debe la Nación construir viviendas en una provincia”.

“Creemos que el Estado sigue haciendo cosas que les corresponden a las provincias y a los municipios. En funciones como Salud, Vivienda o Agua, el Estado nacional destina un diez por ciento del Presupuesto nacional. En temas de responsabilidad compartida, como Educación, Seguridad, Energía y Transporte, el aporte es del veinte por ciento”, mencionó.

Al respecto, indicó que “la coparticipación a las provincias en la recaudación de impuestos nacionales es la más alta en los últimos veinte años”, y anticipó que en 2018 los estados provinciales “van a recibir 200 mil millones de pesos más que en promedio de lo que recibieron en 2003 a 2015”.

“Y el año que viene alcanzarán el superávit financiero”, anunció.

Finalmente, y antes de escuchar las preguntas de los bloques de senadores, Peña reflexionó: “Si cada uno cumple con su parte, el gasto público bajará y se superarán la pobreza y la desigualdad”.






Comentarios