A pesar de la fuerte intervención de la entidad monetaria, el dólar minorista cerró en 20,55 pesos.


El Banco Central intervino este miércoles con fuerza en el mercado de divisas para tener bajo control la cotización del dólar, al vender una cifra récord de 1.471,7 millones de dólares.

Ante una demanda persistente y a pesar de la fuerte intervención de la entidad monetaria, el dólar minorista subió un centavo y medio respecto a la víspera para quedar en 20,555 pesos, mientras que el mayorista cerró en 20,52 pesos para la venta, ocho milésimas por debajo del precio del martes.

Al momento de explicar la decisión del Central de intervenir con fuerza en el mercado, los analistas coincidieron en que lo que primó fue la idea de mantener quieta la cotización de la divisa estadounidense para evitar que una potencial suba vuelva a repercutir sobre la inflación, como sucedió en enero y febrero pasado.

El otro componente, en este caso en el plano internacional, fue la nueva depreciación de las monedas de la región frente al dólar, como sucedió en Brasil donde la divisa estadounidense superó los 3,50 reales por unidad, y la persistente suba de la tasa de interés del Bono del Tesoro de EE.UU. a 10 años, que hoy se ubicó en un máximo de 3,035% y terminó la rueda en 3,02%.

La presión sobre el dólar también repercutió sobre la Lebac de corto plazo, dado que el Banco Central convalidó una tasa cercana a 27%, con una suba de 75 puntos básicos respecto a los 26,25% de este martes.

El analista financiero Christian Buteler, por su parte, coincidió en que el volumen negociado hoy fue algo “totalmente fuera de lo habitual, como así también la cantidad de dólares vendidos por el Banco Central”.




Comentarios