Un informe interno detalla las modificaciones que plantea la entidad con el fin de que el título no quede siempre en manos de los europeos.


Con el correr de las ediciones, se transformó en una costumbre que el Mundial de Clubes quede en manos de los equipos europeos que lo disputan. Sin embargo, la FIFA tiene un novedoso plan bajo la manga para modificar el formato del certamen. 

Según el informe interno al que tuvo acceso La Nación, el torneo que agrupa a los campeones de las competencias continentales más importantes no es “lo suficientemente inclusivo”, se transformó en “predecible” (nueve de los últimos diez campeones fueron del Viejo Continente) y que, como se disputa en diciembre, complica a las principales ligas europeas y sudamericanas que están en plena competencia.

Si bien para 2018, 2019 y 2020 se mantendrá el actual formato, y como la FIFA decidió que en 2021 no habrá Copa Confederaciones antes del Mundial de Qatar, recién en 2021 se estrenaría el nuevo formato de torneo.

En cuanto a la cantidad de equipos que participarían del campeonato, la FIFA estudió siete configuraciones posibles: una con 32 equipos, dos con 24, tres con 16 y una con 12. Pero finalmente se impuso la de 24, divididos en ocho zonas de tres clubes cada una.

De esta manera, solo se clasificarían a la ronda final los primeros de cada grupo, para luego enfrentarse en partidos eliminatorios: cuartos, semis y final.

El renovado Mundial de Clubes pasaría de 10 a 18 días de duración, lo que incluiría tres fines de semana. Según la FIFA, este diagrama “espeja el nuevo formato del Mundial, en el que los grupos ahora son de tres equipos”.

El calendario y las sedes

La entidad que maneja las riendas del fútbol mundial ​propone también que el Mundial de Clubes se realice, a partir de 2021, entre fines de junio y principios de julio.

¿El motivo? Como las principales ligas europeas finalizan su competencia a fines de mayo, los clubes clasificados que la disputan podrían presentar a sus mejores jugadores. 

Real Madrid y Gremio jugaron la última final del Mundial de Clubes, el cual fue ganado nuevamente por el club español. EFE/EPA/MARTIN DOKOUPIL

Por otra parte, en 2021, 2025 y 2029 hay un claro de torneos internacionales que le permite a la FIFA una ventana interesante para imponer el nuevo formato.

Como si fuese poco, el renovado torneo quedaría en sintonía con el resto de las competencias: Mundial de Clubes en 2021, Mundial en 2022, Mundial Femenino en 2023 y Juegos Olímpicos en 2024.

Aquel país que quiera ser anfitrión del Mundial de Clubes, deberá estar dispuesto a pagarle a la FIFA para hacerlo. Según el informe delineado por el área de administración de la entidad con sede central en Zúrich, Suiza, los aspirantes deberán mostrar “un fuerte apetito por el fútbol, un alto interés del sector comercial para invertir, un alto potencial de crecimiento para los clubes más importantes del mundo, y la infraestructura requerida para disputar el torneo”.

En total, se necesitan seis estadios: dos para la fase de grupos exclusivamente, otros dos para partidos de la fase de grupos y cuartos de final, uno para fase de grupos y hasta semifinales y otro que se use hasta la final.

Además, si bien los equipos que se clasifiquen deberán pagarse sus pasajes aéreos a la sede elegida por la FIFA, el transporte para las delegaciones durante el evento será gratuito.

Los clubes sudamericanos

Si bien resta la aceptación del Consejo de la FIFA para el novedoso método de disputa, al Mundial de Clubes de 2021 se clasificarían los cuatro campeones de la Copa Libertadores (2018, 19, 20 y 21) y los cuatro ganadores de la Copa Sudamericana jugarían un playoff entre ellos para el elegir al ganador de la media plaza restante.

River fue el último club argentino en disputar el Mundial de Clubes. (AP Photo/Eugene Hoshiko)

No obstante, ese vencedor del playoff deberá derrotar al representante de Oceanía, que saldrá de una eliminatoria entre los ganadores de las cuatro ediciones anuales de la Copa de Campeones de esa confederación.​




Comentarios