Le escribieron con cortes sobre la piel la frase "el macho siempre gana". 


El miércoles fue atacada una mujer en Salta que denunció que su ex pareja y otros dos miembros del Servicio Penitenciario Federal estuvieron involucrados en la desaparición de María Cash. Los atacantes la golpearon y le realizaron inscripciones en el cuerpo.

La testigo había declarado antes del ataque que vio con vida a la joven diseñadora en 2013, dos años después de su viaje al Norte. Así involucró a su ex pareja y sus colegas en una red de trata de mujeres.

Según el abogado de la familia de la joven desaparecida, Pedro García Castiella, confirmó el hecho y aseguró que la mujer “efectivamente hizo una denuncia en una unidad fiscal de la Ciudad de Buenos Aires”.

“La vinculación de sus dichos con la causa de María Cash la tenemos que verificar y corroborar. El Juzgado ha llevado adelante medidas para chequear la veracidad de los dichos. No implica un giro en la causa, sino que es una de las tantos testigos que se han presentado“, sostuvo García Castiella.

La mujer atacada ahora es una testigo protegida. Por la agresión, tuvo que ser internada en el Hospital San Bernardo de Salta. Además de golpearla, le escribieron con cortes sobre la piel la frase “el macho siempre gana”.

María del Carmen Gallego, la madre de María Cash, no cree que el cráneo hallado en Bolivia sea el de su hija.

Según contó el abogado de la testigo, Sergio Chiericotti, ella “estuvo presa” en su casa de Campo Quijano, en Salta, hasta 2013. La víctima relató que su esposo y miembros del Servicio Penitenciario llevaban jóvenes a ese lugar y las mantenían encerradas y drogadas.

“Es en ese punto donde mi clienta insiste con que una de esas chicas era María Cash. Es más, su hijo mayor, hoy de 17 años, tiene en su memoria la misma información pues él, en ese entonces de 10 años, era el encargado de llevarle agua a las muchachas“, afirmó Chiericotti, según publica el diario El Tribuno.




Comentarios