La institución es la responsable de la elección del Premio Nobel de Literatura desde hace más de un siglo.


La Academia Sueca, responsable de la elección del Premio Nobel de Literatura desde 1901, quedó envuelta en un escándalo luego de que cinco de sus 18 miembros renunciaran en la última semana.

La controversia comenzó la semana pasada luego de que Peter Englund, Klas Östergren y Kjell Espmark dimitieran a sus cargos vitalicios debido a que la institución decidió no destituir a una colega, Katarina Frostenson, cuyo esposo está acusado de abuso sexual y de haber filtrado con anticipación los nombres de ganadores del Nobel. Este jueves renunciaron la propia Frostenson y Sara Danius, secretaria de la Academia Sueca desde 2015.

El esposo de Frostenson, el fotógrafo francés Jean-Claude Arnault, fue acusado por 18 mujeres de haberlas abusado sexualmente entre 1996 y 2017. Arnault, quien dirige un centro cultural en Estocolmo, negó las acusaciones.

Asimismo, el periódico sueco Dagens Nyheter, publicó que la Academia Sueca había investigado acusaciones de que Arnault habría filtrado los nombres de ganadores del Nobel de Literatura siete veces desde 1996.

El impacto de las renuncias de Englund, Östergren y Espmark fue tal que incluso el rey Carlos XVI Gustavo pidió que la Academia Sueca “esté a la altura de sus responsabilidades” y “contribuya a resolver conflictos”. “La hostilidad que ha surgido en la Academia Sueca es profundamente lamentable y puede dañar seriamente su importante deber”, dijo el rey. Frostenson y Danius presentaron sus renuncias tras el mensaje del monarca.




Comentarios