Comenzará este viernes por la tarde. Un grupo de buzos cargará una pesada cruz bajo el agua y el público podrá verla desde el muelle.


El Vía Crucis Submarino de Puerto Madryn, único en el mundo y bendecido por el papa Francisco, realizará su 15ª edición este Viernes Santo, ​en uno de los grandes atractivos turísticos del fin de semana largo en esa ciudad de Chubut, junto a la Feria de Pescadores y la regata Copa de las Ballenas.

Esta particular procesión de Semana Santa, que se inicia en las calles de Puerto Madryn y luego continúa por el fondo del mar, se desarrolla precisamente en la Capital Nacional del Buceo de Argentina.

Vía Crucis submarino en Puerto Madryn

En esta oportunidad, la actividad que fue bendecida por el Papa en 2014 comenzará a las 18 en la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús, frente a la Plaza San Martín, y recorrerá las primeras ocho estaciones hasta llegar al muelle Comandante Luis Piedra Buena, informó la Secretaría de Turismo local.

Hasta ese punto, será liderada por un párroco de la ciudad, quien entregará la posta el capitán Ricardo “Pinino” Orri, guía ballenero y prestador de servicios acuáticos, quien desde una cápsula submarina guiará la procesión abajo del agua mediante un hidrófono.

Un grupo de buzos cargará la cruz bajo el agua, cuya figura podrá verse desde la superficie mediante un sistema lumínico de leds, y como todos los años será acompañado por un numeroso grupo de personas a nado, con snorkels, en kayaks y veleros, además del público que estará en el muelle y la costa.

En el comunicado, la secretaria de Turismo de la ciudad de Puerto Madryn, Mariela Blanco, sostuvo que “es un evento que genera muchas emociones, porque en la medida que el cielo se oscurece, la gente enciende sus tulipas y el mar se ilumina con la cruz y otras luces que llevan los que participan desde el agua y la tierra”.

Vía Crucis submarino en Puerto Madryn

“La postal se completa con cánticos de los coros de la ciudad y toda la gente que acompaña, que es mucha”, añadió, en referencia a las aproximadamente 4.000 personas que participaron en los últimos años.

La primera edición de este Vía Crucis tan particular se realizó en 2001 y solo sufrió algunas postergaciones. Esta actividad puede ser presenciada desde el muelle y en la edición 2011 el público fue testigo del hundimiento del “Pastor de los abismos”, una imagen de Cristo sobre un pedestal de hierro de 3 metros y medio que es quien cuida a los buzos cuando están sumergidos.




Comentarios