Realizaron el peritaje en la casa del country Carmel del partido bonaerense de Pilar, donde se cometió el crimen hace 16 años.


Los investigadores del crimen de la socióloga María Marta García Belsunce sospechan que la bañera, en la que fue hallado semimumergido el cadáver, fue llenada después de cometido el asesinato a balazos, informaron fuentes judiciales.

Según un peritaje realizado este miércoles en la casa del country Carmel del partido bonaerense de Pilar, donde se cometió el crimen hace 16 años, se estableció que la bañera tarda en llenarse no más de media hora, por lo que no creen que haya sido ella quien comenzó a preparar un baño.

Voceros judiciales precisaron a Télam que los nuevos fiscales del caso, María Inés Domínguez y Andrés Quintana, se fueron de la inspección con la sensación de que “los tiempos no dan o quedan muy ajustados” para que haya sido la propia víctima quien colocó el tapón y abrió la canilla antes de ser asesinada.

Los pesquisas marcaron tres niveles distintos de llenado: a 25 centímetros, lo que representa la mitad de la altura de la bañera;a 37,5 centímetros, que es lo más parecido a lo que dijo el viudo Carlos Carrascosa respecto al hallazgo del cadáver; y a 50 centímetros que es la altura tope antes del rebalse.

Abriendo sólo el grifo del agua caliente “pese a que hoy salió fría porque no funcionaba el calefón-, la bañadera tardó 12 minutos y 53 segundos en la primera marca; 21 minutos y 34 segundos en la segunda; y 30 minutos con tres segundos en el nivel más elevado.

La prueba también contó con la participación de una mujer policía de la misma contextura física que la socióloga asesinada que al apoyar su cabeza y el torso sobre el agua, tal como fue hallada la víctima, hizo subir el nivel entre uno y dos centímetros.

También se tomaron los tiempos abriendo las dos canillas de agua fría y caliente a la vez, y en ese caso, el tiempo de llenado disminuyó entre dos y tres minutos, según los cálculos de los peritos de Policía Científica.

La diligencia estuvo encabezada los fiscales pero también estuvieron presentes los abogados de las partes, Gustavo Hechem por la querella de la familia de la víctima; Roberto Ribas por el ex vecino Nicolás Pachelo y Diego Olmedo y Francisco García Santillán por la ex esposa del ex vecino, Inés Dávalos Cornejo.

El objetivo fue sumar un elemento más para ajustar y precisar la línea de tiempo que los fiscales tienen trazada a partir de la hora del crimen, que el médico forense a cargo de la autopsia estimó las 18.30 de aquel 27 de octubre de 2002.




Comentarios