Una pareja que caminaba por la zona se acercó a ver que pasaba porque les llamó la atención la gran cantidad de gaviotas que había.


Cuarenta y nueve delfines murieron en una playa cercana a la ciudad de Puerto Madryn. La terrible escena fue descubierta por una pareja que caminaba por la zona y que se encontró con 61 animales varados en la playa y rápidamente avisaron a las autoridades.

Las dos personas se acercaron al lugar por curiosidad, al ver desde la distancia que había muchas gaviotas sobrevolando la zona. Al ver lo que ocurría avisaron a la Red de Fauna Costera, que actuó de manera rápida para salvar algunos ejemplares.

Los delfines quedaron varados en una zona costera conocida como “El Doradillo”, a orillas del Golfo Nuevo y sobre la cara sur de península Valdés, precisó la entidad, que tiene su sede en Puerto Madryn.

“Las causas del varamiento de los delfines pueden ser varias: una, que se hayan desorientado, lo cual es muy poco probable pero no imposible, y otra es que se trate de una manada que venía huyendo del ataque de orcas“, explicó un especialista citado por la agencia de noticias Télam.

“Nos da un poco de consuelo saber que pudimos salvar una docena de ejemplares”, dijo Mariano Coscarella, del equipo técnico del Cenpat, organismo que depende del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet).

Los cuerpos de los delfines fueron trasladados a cámaras frigoríficas para luego ser sometidos a una autopsia que permita determinar la causa de la muerte.




Comentarios