Esto ocurre cuando usás los botones 'Me Gusta', 'Comentar' o 'Compartir'. 


Cuando una persona descarga una aplicación en Facebook o usa su cuenta para iniciar sesión en un sitio web (y apreta en “Ingresá con Facebook”), le otorga a esa empresa externa la posibilidad de conocer algunos de los datos personales que comparte en la red social, así como interacciones sociales, gustos y preferencias.

El nombre de usuario, el rango de edad, el país e idioma, la lista de amigos y los contenidos publicados de manera pública forman parte de la información que reciben los servicios de terceros integrados en Facebook sobre sus usuarios, según detalla la empresa de Mark Zuckerberg en su apartado sobre Política de Datos.

“Por ejemplo, cuando jugás a un juego con tus amigos de Facebook o usás los botones ‘Comentar’ o ‘Compartir‘ de Facebook en un sitio web, es posible que el sitio web o el desarrollador del juego reciban información sobre tus actividades en el juego o un comentario o enlace que compartas en Facebook desde su sitio web”, explica la plataforma.

Asimismo, especifica que “la información que recopilan las aplicaciones, los sitios web o los servicios integrados está sujeta a sus propias condiciones y políticas”.

En el caso de la instalación de aplicaciones, Facebook avisa a sus usuarios que esta descarga implica darle permiso a estos servicios de terceros al acceso de su perfil público, incluidos el nombre, fotos del perfil, nombre de usuario, identificador de usuario (número de cuenta), redes y cualquier otra información que la persona decida difundir públicamente.

“También facilitás a la aplicación otra información para personalizar tu experiencia, incluidos tu edad, idioma, sexo y lista de amigos“, agrega. Esto significa que algunas de las interacciones que las personas tienen dentro de la plataforma no quedan resguardadas allí, sino que se trasladan a esos otros servicios que se integran con la red social.




Comentarios