El Pontífice respondió a un mensaje que le habían enviado varios políticos por el quinto aniversario de su mandato.


El papa Francisco escribió una carta dirigida a todos los argentinos, como respuesta a un mensaje que le habían enviado dirigentes y personalidades de distintos partidos políticos por el quinto aniversario de su designación.

En el texto, publicado por la Conferencia Episcopal Argentina, el Sumo Pontífice ratificó el amor que siente por su patria y pidió perdón a los que pueden haberse ofendido por alguno de sus gestos. “Ustedes son mi pueblo, el pueblo que me ha formado, me ha preparado y me ha ofrecido al servicio de las personas”, remarcó.

A las argentinas y argentinos que me expresaron su cercanía en el quinto aniversario de mi elección, quiero hacerles llegar mi afecto y gratitud“, comienza la carta de cinco párrafos enviada a Ojea, a la que tuvo acceso Télam.

Papa Francisco

Me conmueve descubrir que, además del respetuoso saludo de las autoridades, en esta carta se hayan unido personas de diferentes procedencias religiosas, políticas e ideológicas. Así se confirma que no es imposible encontrar razones para encontrarse y que la unidad es superior al conflicto”, aseguró.

Bergoglio se refirió de esta manera a la carta que firmaron tanto opositores como oficialistas en su apoyo, al que suscribieron desde María Eugenia Vidal hasta Eugenio Zaffaroni, Gabriela Michetti, Esteban Bullrich, Sergio Massa, Felipe Solá, Wado de Pedro, Hugo Yasky, Roberto Baradel y Pablo Moyano, entre muchos otros dirigentes políticos, sindicales y sociales.

El Papa sostuvo que el amor por su Patria “sigue siendo grande e intenso”, que reza “todos los días” por su pueblo, al tiempo que pidió “perdón a los que puedan sentirse ofendidos” por alguno de sus gestos. “Puedo equivocarme como todos“, añadió.

Aunque ahora no tenemos el gozo de estar juntos en nuestra Argentina, recuerden que el Señor ha llamado a uno de ustedes para llevar un mensaje de fe, de misericordia y de fraternidad a muchos rincones de la tierra“, sostuvo Francisco.

Como siempre, a los que tienen fe les pido que recen por mí, y a los que no tienen fe, les ruego que me deseen cosas buenas”, concluyó.




Comentarios