El dueño del Grupo Indalo criticó su detención luego de permanecer tres meses en la cárcel de Ezeiza.


Disconforme pese a su excarcelación, Cristóbal López salió del penal de Ezeiza donde estuvo tres meses detenido y criticó su detención por estar procesado al evadir 8.000 millones de pesos en impuestos con Oil Combustibles.

“Habría que preguntarle a Julián Ercolini quién le dio la orden”, disparó el empresario contra el juez federal que ordenó su aprehensión. 

Asimismo López, en una improvisada conferencia de prensa en la puerta de su casa en Puerto Madero, consideró que su privación de la libertad fue injusta: “No estuve preso, estuve secuestrado”.

El dueño del Grupo Indalo, al igual que sucedió con su socio Fabián de Sousa, fue excarcelado por orden de la Cámara Federal de Casación Penal, la cual considera que ya no pueden entorpecer la investigación del magistrado.

Por último, López aseguró que nunca cometió el delito que el juez Ercolini le imputó: “Esa fue la primera mentira. No me llevé ni una moneda del Grupo Indalo. Al contrario, invertí”. Un periodista le repreguntó si estaba al día con los impuestos y López le contestó: “Una cosa es tener deuda y otra es evadir”.




Comentarios