San Antonio se impuso sobre New Orleans por 98 a 83 con una gran noche de Aldridge y Murray. 


De la mano de  LaMarcus Aldridge que anotó 25 puntos y de Dejounte Murray que aportó 18 puntos, 12 rebotes y cuatro recuperaciones, los Spurs confirmaron el cambio de actitud y derrotaron a los Pelicans por 98 a 93 y volvieron a la zona de playoffs, luego de estar fuera por primera vez en más de 20 años .

Después de haber perdido una ventaja de más de 10 puntos en la recta final del partido, algo que ya es habitual esta temporada en los Spurs, esta vez con Aldridge y Murray encontraron la manera de conseguir una victoria importante de cara a la lucha por estar en la lucha por el título.

Manu Ginóbili jugó 22 minutos y aportó 11 puntos desde el banco, además, capturó cuatro rebotes, dio una asistencia, recuperó un balón, perdió otro, puso un tapón y cometió una falta personal.

“Nos volvió a faltar concentración en la recta final, como nos sucede a menudo esta temporada, pero al final conseguimos un triunfos que es muy importante para nosotros. Ahora cada partido será una final”, analizó el argentino.

La victoria puso a los Spurs con marca de 39-20, que los colocó en el octavo puesto de la Conferencia Oeste, el último que da derecho a estar en la fase final.




Comentarios