El futbolista, ya de regreso en Brasil, reveló que el cambio de asiento en el avión le salvó la vida. 


Ya de regreso en Brasil, el futbolista Alan Ruschel brindó una emotiva entrevista para el programa Fantástico, de Rede Globo, en la cual reveló que el cambio de asiento en el avión de LaMia le terminó salvando la vida. 

“Yo estaba sentado en una de las últimas tres filas. Me acuerdo que Follmann (otro de los sobrevivientes) me llama. Él me dice ‘Rata, ven, siéntate conmigo’. Y fui a sentarme a su lado”, explicó un evidentemente nostálgico Ruschel.

A su vez, uno de los seis sobrevivientes a la tragedia aérea del Chapecoense contó lo que recuerda del fatal accidente: “Fue un vuelo tranquilo y regular, y de repente las luces se apagaron y se encendió la luz de emergencia. Le pregunté (a Hélio Neto) si decía algo (la cabina), dijo que no. Y se puso a rezar, pidiendo a Dios que nos proteja a todos. Y de ahí que no recuerdo”.

En cuanto a su futuro, y luego de haber perdido 9 kilos durante su internación, Alan Ruschel confía en volver a jugar al fútbol. “Puedo volver a jugar de aquí a unos cinco o seis meses, porque necesito tres meses para que se calcifique y luego restaurar la masa muscular”, detalló. 


En esta nota:

Tragedia del Chapecoense



Comentarios