También remarcó que avanzará con el proyecto para brindar armas y entrenamiento a maestros de escuelas.


El presidente estadounidense Donald Trump dio marcha atrás con su propuesta inicial de elevar la edad mínima para la compra de rifles de asalto de los 18 a los 21 años y volvió a insistir este lunes en armar a los docentes “altamente entrenados”.

La propuesta, presentada el domingo en la Casa Blanca, incluye entrenamiento para profesores, la mejora del sistema de antecedentes penales y encarga la formación de una comisión federal para analizar soluciones encabezada por la secretaria de Educación, Betsy DeVos.

La Casa Blanca respaldará totalmente una mejora muy sólida y el fortalecimiento de las verificaciones de antecedentes. Los bump stocks (dispositivos que convierten los rifles en un arma automática) pronto estarán fuera. Los maestros altamente entrenados podrán portar armas, sujetos a la Ley estatal. Guardias armados, ok. ¡Disuasión!”, tuiteó el presidente.

Asimismo, Trump remarcó que si las escuelas “están obligadas a ser zonas libres de armas, la violencia y el peligro reciben una invitación para ingresar“. “Casi todos los tiroteos escolares están en zonas libres de armas. ¡Los cobardes solo irán donde no haya disuasión!”, agregó.

Pese a lo expresado por el presidente estadounidense en las últimas semanas, el anuncio deja atrás su promesa de aumentar a 21 años la edad necesaria para comprar cierto tipo de armas, como los rifles de asalto, y se limita a decir que se estudiará la cuestión.

Hoy estamos anunciado acciones significativas, pasos que pueden darse ya mismo para proteger a los estudiantes. Nos hemos comprometido a trabajar rápido, porque no se puede perder tiempo”, dijo DeVos en una conferencia telefónica.





Comentarios