La dominicana Ana Julia Quezada fue aprehendida en la localidad de Vícar junto al cuerpo del niño en el baúl de su auto.


La Policía española detuvo este domingo a una mujer de origen dominicano como presunta autora de la muerte de un niño de ocho años, desaparecido hace doce días en una localidad del sur de España y cuya intensa búsqueda había acaparado la atención del país.

El cadáver de Gabriel Cruz fue encontrado por las fuerzas de seguridad en el maletero del coche de la arrestada, Ana Julia Quezada, quien además es actual pareja del padre del niño y estuvo colaborando estrechamente con el resto de la familia para su localización.

Fotografía de archivo del 01/03/2018 de Ángel Cruz (i), padre del niño desaparecido en Níjar, y su pareja Ana Julia Quezada, durante el segundo dia de busqueda del pequeño Gabriel. Las fuerzas de seguridad han encontrado en el maletero de Ana Julia el cadáver de Gabriel Cruz, el niño de 8 años desaparecido el 27 de febrero en Las Hortichuelas, en Níjar (Almería),

Quezada acompañó al padre durante toda la búsqueda del menor, fue a las marchas y hablaba con la prensa sobre lo sucedido. Incluso llevaba una remera con la foto del niño. Sin embargo, se trataba de la asesina.

El pequeño desapareció el 27 de febrero tras salir de casa de su abuela para dirigirse a la de unos familiares, situada a escasos metros, en la comarca de Las Hortichuelas, en Níjar (Almería, sur de España).

Gabriel Cruz estaba desaparecido desde el 27 de febrero. / AFP PHOTO / Twitter account of Guardia Civil / STRINGER /

La detenida estaba en el punto de mira de la Policía desde que el pasado sábado 3 de marzo avisó a los agentes tras supuestamente haber descubierto, junto a su novio, una camiseta blanca que contenía restos de Gabriel, en una zona que ya había sido previamente rastreada.

Quezada fue arrestada en localidad de Vícar, también en la provincia de Almería, dentro de un amplio despliegue policial y con el cadáver del niño en el baúl del coche.

GRAF016. ALMERÍA (ESPAÑA), 12/03/2018.- Retrato del niño Gabriel Cruz colocado en el patio de la diputacion de Almería, donde hoy se ha convocado un pleno extraordinario para declarar tres días de luto por su muerte. EFE/Carlos Barba

Según publicó el diario 20 Minutos en su página web, en las últimas horas Quezada había ido a un pozo a recuperar el cuerpo de Gabriel y, en el intento de regresar a su casa, fue detenida por la Guardia Civil cuando pretendía entrar en el estacionamiento del edificio donde vivía con el padre del niño.

Los vecinos aseguran que, cuando los funcionarios detuvieron el vehículo, ella se mostraba inocente y gritaba que no era asesina, por lo que los agentes procedieron a requisar el auto. Cuando abrieron el baúl, vieron el cadáver de Gabriel Cruz tapado con mantas, por lo que la detuvieron de inmediato.

En un comunicado oficial, la Embajada de la República Dominicana en España expresó “su más sentido pesar y profundo repudio” por el asesinato del niño “cuyo cuerpo sin vida fue encontrado en Almería, en un vehículo conducido por la ciudadana de origen dominicano Ana Julia Quezada”.

Para la Embajada dominicana, la muerte de Gabriel es una “tragedia” que “ha estremecido a nuestra laboriosa comunidad en España y a la sociedad dominicana que ha seguido muy de cerca el caso”, a la vez que transmite “un mensaje de solidaridad a los padres y familiares” del pequeño.

El cuerpo de Gabriel fue encontrado después de casi dos semanas de angustiosa búsqueda en la que participaron más de 2.600 voluntarios y casi 1.500 profesionales.





Comentarios