Una cuarta persona se encuentra prófuga. El perjuicio que la maniobra le causó al Estado fue estimada en más de 15 millones de pesos.


Tres empleados de la ANSES de Santiago del Estero fueron detenidos hoy, y un cuarto se encuentra prófugo, acusados de otorgar 26 pensiones de manera indebida, según informó el organismo a través de un comunicado. El perjuicio que la maniobra le causó al Estado fue estimada por el organismo en $15.523.181,31.

Los detenidos son Graciela Saad, Marcos Chazarreta y César Cortés, en tanto que el prófugo fue identificado como Luis Manuel Paz, todos empleados de la oficina de la ANSES de la capital provincial.

Según la ANSES, la tramitación fraudulenta de las pensiones contó “con la colaboración indispensable y necesaria de distintos agentes del organismo”.

La entidad detalla que para concretar el fraude se otorgaron turnos manera indebida, se crearon domicilios falsos, se iniciaron trámites carentes de firma y se presentaron certificados de matrimonio falsos o apócrifos, entre otros delitos.

De los 26 casos detectados, 23 poseen beneficio, dos se encontraban en curso de pago y uno fue denegado, siendo todos ellos gestionados entre 2013 y 2014, según se detalla en el comunicado.

Sin embargo, el organismo advirtió que el universo de casos puede ser todavía mayor, estimando entre 100 y 500 los beneficios entregados de manera indebida.

La investigación judicial, que lleva adelante el fiscal Julio Vidal, se inició por una denuncia presentada por la ANSES a partir de irregularidades detectadas por la titular de la delegación Santiago del Estero.





Comentarios