"Los clásicos nunca mueren", escribió el futbolista en las redes sociales.


Los mayoría de los jugadores del Real Madrid tienen varios autos y de los más lujosos. Sin embargo, hoy el capitán del equipo, Sergio Ramos, sorprendió a sus compañeros al llegar al entrenamiento en un ¡Fitito!

“Los clásicos nunca mueren”, escribió el defensor en su cuenta de Instagram junto a una foto donde se lo ve con el pequeño auto, que fue un regalo adelantado que recibió de su hermano René por su cumpleaños, que será el próximo 30 de marzo.

Así llegó Sergio Ramos al entrenamiento del Real Madrid:





Comentarios