Ocurrió en Tucumán. Iba con otro menor de 14 en una moto y eran perseguidos por dos policías que terminaron detenidos.


Un nene de 11 años murió esta mañana al recibir un disparo en la cabeza durante una persecución policial en San Miguel de Tucumán.

El menor iba en una moto conducida por otro chico de 14 años y, según la versión policial, la muerte fue producto de una persecución y tiroteo. Por el deceso del menor, dos uniformados terminaron detenidos.

El nene muerto vivía con su abuela y la familia se enteró del accidente al llegar al Hospital Padilla, donde fue derivado el menor.





Comentarios