Disconforme con los últimos arbitrajes, el presidente de River dejará todo en manos de las autoridades del fútbol argentino.


En medio de los polémicos arbitrajes que se siguen suscitando en el fútbol argentino, Rodolfo D’Onofrio decidió no asistir a la reunión con Claudio “Chiqui” Tapia, presidente de AFA, y Daniel Angelici, vice de AFA y mandamás de Boca, para decidir el juez que impartirá justicia en la Supercopa Argentina. 

Desde el club de Núñez tomaron esta drástica postura porque sospechan de los errores arbitrales y no quieren participar de una reunión con la dirigencia xeneize debido a que la relación entre los presidentes no pasa por su mejor momento. 

Horacio Elizondo, exárbitro y titular de la Dirección Nacional de Arbitraje, tenía la intención de juntar a las partes para que, además de seleccionar al juez para el encuentro que se disputará el próximo 14 de marzo en Mendoza, definir si se utilizará o no el cuestionado VAR.

El “Millonario” se sintió perjudicado en sus últimas presentaciones por la Superliga y, de la vereda de enfrente, no quieren que esto afecte el arbitraje del partido que se jugará en Malvinas Argentinas. 

“En estos momentos es cuando todo River tiene que estar mas unido que nunca. Nos podran golpear quebrar jamas!!!! Abrazo a todos”, posteó D’Onofrio tras el empate frente a Godoy Cruz en el que a River no le cobraron un claro penal.





Comentarios