La pareja de Pérez Volpin rompió el silencio: “Quiero que se investigue la verdad”



Enrique Sacco hizo el expreso pedido a la Justicia y a las autoridades del sanatorio de la Trinidad.

Este miércoles Enrique Sacco, perodista deportivo y pareja de Débora Pérez Volpin, rompió el silencio y su colega de policiales, Mauro Szeta, fue el encargado de divulgar detalles de la denuncia que hizo contra el sanatorio de la Trinidad de Palermo. 

“Voy a contar lo más sustancial de la presentación que hizo Enrique Sacco en la comisaría Nº 23, que es la que interviene por la jurisdicción de la clínica. La primera calificación que pone el policía ante esta muerte es ‘averiguación causales de muerte’ o ‘muerte dudosa’. Esto de arranque es siempre así, después si se determina que hay un delito en la autoría de alguno de los que participaron en la intervención, ahí sí se muta a un ‘homicidio culposo'”, explicó en principio Szeta sobre los términos legales. 

Respecto a la declaración de Sacco ante las autoridades policiales, agregó: “Él (por Sacco( declara que Débora Pérez Volpin se había empezado a atender por dolores estomacales. Que a partir de esos dolores estomacales que habían sido persistentes, deciden hacerle nuevos o diversos estudios y que esos estudios habían empezado el día lunes (por el 5 de febrero)”.

Por último, remarcó en su relato una fuerte frase que “Quique” Sacco sentenció durante su explicación: “Dice, textual, ‘quiero que se investigue la verdad del fallecimiento de mi mujer’. Incluso lo habló con los directivos de la Trinidad , él mismo les dijo ‘quiero que se investigue la verdad de lo que pasó con Débora'”, reveló Szeta.