Esta deuda se generó en la sucesión de Néstor Kirchner, ahora devenida en el condominio que lleva sus nombres.


La AFIP decidió que denunciará a Máximo y Florencia Kirchner por una deuda tributaria que ya supera los $ 900.000. Esta deuda se generó  en la sucesión de Néstor Kirchner, ahora devenida en el condominio que lleva sus nombres.

La Cámara federal porteña determinó que ellos son los responsables de cancelar la deuda por no haber pagado ingresos brutos y anticipo al impuesto a las ganancias.

Los hermanos Kirchner poseen una herencia millonaria de sus padres que está compuesta por 24 propiedades, un vehículo, tres empresas y dinero en plazos fijos que se incorporaron a una cuenta que cuenta con más de 5 millones de dólares.

Sin embargo, por las diversas causas judiciales que enfrentan los bienes se encuentran inhibidos, las empresas están intervenidas, los dólares embargados, y el vehículo a disposición del Estado para otorgarle un fin social.

Según una nota publicada de Clarin, Máximo y Florencia Kirchner enfrentarán una denuncia de la AFIP que les reclama el pago de una deuda de $ 884.799: por el vencimiento del pago del IVA por $772.633,26 y $ 112.166 por el Impuesto a los ingresos brutos.

Al diputado nacional y a su hermana, se los acusará de evasión simple. Su falta de pago significó un embargo por parte del ente recaudador que se aplicó el año pasado en el marco de la causa Los Sauces, en la que la ex Mandataria y sus hijos están procesados por lavado de dinero y asociación ilícita, con un embargo general de $ 340 millones.




Comentarios