Lo decidió la Cámara federal porteña. Después de estar 70 días preso en Ezeiza, el ex vicepresidente pidió "por la libertad de todos los compañeros".


El ex vicepresidente Amado Boudou afirmó este viernes por la  noche que “sufrió un escarnio por formar parte de un gobierno nacional y popular”, al recuperar la libertad luego de 70 días de detención, y agradeció el apoyo que le brindaron sus “compañeros en estos días tan difíciles”.

“No quiero ocuparme de mí, sino de todos los compañeros inocentes que están sufriendo el escarnio de detenciones arbitrarias. Lo que está en juego es el país porque el Poder Judicial está haciendo un abuso“, señaló Boudou al dejar la Superintendencia de la Policía Federal, en General Paz y Madariaga, donde fue notificado de la decisión de la Cámara que determinó su excarcelación.

El ex ministro de Economía durante el kirchnerismo afirmó que “fue muy duro perder la libertad” y agradeció el apoyo que le dieron “muchos compañeros” durante su detención.

“Es muy duro perder la libertad, pero no me voy a ir -de la política- de donde nunca me fui”, afirmó el ex funcionario.

“Le mando un abrazo a todos los compañeros que me apoyaron, le agradezco a mi mujer que me esperó y valoro el trato profesional que me dio el Servicio Penitenciario en estos días. Formar parte de un proyecto popular durante doce años no es gratuito“, enfatizó el ex funcionario ante un grupo de personas que festejaban su liberación.

A su vez, Boudou reveló que con su novia, la exdiputada mexicana Mónica García de la Fuente -con quien vivirá en el barrio porteño de Barracas y no en Puerto Madero- ya decidieron los nombres de sus mellizos que nacerían el 15 de enero: León y Simón.




Comentarios