Abidal: “Messi me pidió que no les mande más videos porque les hacía mal”



El ex futbolista francés que vistió los colores del Barcelona tuvo cáncer de hígado en 2013.

El ex futbolista francés de Barcelona Eric Abidal recordó este miércoles que su ex compañero Lionel Messi le pidió que no mande “más videos” mientras se recuperaba del cáncer de hígado en el 2013 porque a sus compañeros del club les hacía “mal” verlo de esa manera.

Hay algunos compañeros que me vieron muy delgado. Les hice un video a los jugadores antes de un partido para animarlos, les decía chicos, no se preocupen, yo estoy allí. ¿Sabés qué me dijo Messi? ‘No nos envíes más cosas así, que nos hace daño’. Yo no lo veía, yo me veía bien y les decía ‘chicos, ánimos'”, detalló el ex jugador en una nota con Canal +, de Francia.

Abidal dejó Barcelona, de España, en 2013 tras haberse sometido a una operación de trasplante de hígado como consecuencia de un tumor cancerígeno que le fue detectado en abril del 2011. Apenas un año después se retiró de la actividad profesional por “razones personales” y vistiendo la camiseta de Olympiakos, de Grecia.

Barcelona´s French  defender Eric Abidal (L) and Barcelona´s Argentinian striker Lionel Messi take part in a training session prior to the UEFA Champions League round of sixteen first leg match of German first division football club Bayer Leverkusen vs FC Barcelona at the BayArena stadium on February 13, 2011 in Leverkusen, western Germany. The match will take place on February 14, 2012.  AFP PHOTO / PATRIK STOLLARZ
 Leverkusen alemania Lionel Messi Eric Abidal futbol copa uefa liga de campeones futbol europeo entrenamiento futblistas FC Barcelona

Justamente en el medio de su recuperación, que se llevó adelante en Nueva York, Abidal les envió unas grabaciones pero el deterioro físico era notable y en consecuencia el plantel “blaugrana”, que poco después le permitió levantar una Copa de Campeones de Europa con la cinta de capitán, en un hecho emocionante y recordado, le solicitó aquello.

“Tití (Thierry Henry) vino a verme de Nueva York. Cuando le vi al fondo del pasillo me puse a llorar porque no quería que me viera así, pero me gustó que me viniera a ver”, contó con una marcada emoción.

Abidal, de 38 años, sostuvo que el dolor resultó ser “insufrible” luego de la primera operación y aseguró que lo tendrá grabado de “por vida”, ya que era como un “cuchillo abierto”.

“Cuando vino a verme el doctor a decirme que lo sentía y que debía operar de nuevo, yo me alegré. Era un sufrimiento que no lo deseo a nadie”, concluyó el francés.