Tanto Serge Ibaka como James Johnson, de Toronto Raptos y Miami Heat respectivamente, fueron expulsados del juego.


El partido entre Miami Heat y Toronto Raptors, válido por la Conferencia Este de la NBA, se vio opacado por la áspera pelea que mantuvieron Serge Ibaka y James Johnson.

A los cuatro minutos del tercer cuarto, un forcejeo con intercambio de golpes de puño incluido entre Ibaka (Raptors) y James Johnson (Heat) cambió el rumbo del encuentro disputado en el Air Canada Centre.

Los árbitros revisaron el incidente antes de dar a ambos jugadores faltas técnicas y sendas expulsiones por sus desmedidas reacciones.

Sin embargo, este no fue el único episodio repudiable de la noche: cuando finalizó el compromiso, DeMar DeRozan mantuvo una fuerte discusión con Goran Dragić que contó con la intervención de CJ Miles para que no pase a mayores.




Comentarios