El área de Asuntos Internos de la Policía de Entre Ríos lo sancionará por no preservar la pistola con la asesinaron a Fernando Pastorizzo.


La investigación sobre el asesinato Fernando Pastorizzo cuya autoría se adjudicó su exnovia, Nahír Galarza sigue avanzando. Si bien las pericias denominada dermotest fueron negativas en la joven, el fiscal de Gualeguaychú reconoció que el procedimiento puede dar negatvo aún cuando la persona si haya disparado.  

El foco de Asuntos Internos está puesto en el padre de Nahír, Marcelo Galarza, que pertenece a las fuerzas policiales y que horas antes del crimen dejó el arma 9 milímetros con la que le dispararon a Fernando sobre la heladera de su casa. 

El jefe de la Departamental de Policía de la ciudad ya anticipó que será sancionado disciplinariamente porque “cometió una irregularidad”.

“El estado policial es una situación jurídica que todo policía debe respetar desde que se forma como tal. Por ese estado, el uniformado debe portar su arma en todo momento y en todo lugar, las 24 horas del día. Por eso se determinará en qué circunstancias la joven se hizo con el arma”, comentó el jefe de Policía Carlos Pérez a los medios locales.

Galarza dijo que nunca tuvo el arma “en un lugar a mano , sino a cierta altura”. “No a 10 metros, pero la dejamos donde la dejamos siempre: arriba de la heladera”, señaló.

“Cualquier policía la va a resguardar cuando los nenes tienen 7, 8 años, pero después no la estás ocultando. Llegas a tu casa, venís cansado y la dejás arriba de algo. Qué la llevó a Nahir a tomar el arma, eso no lo sé”, agregó el hombre, cuya presencia en la escena del crimen ya fue descartada por los investigadores.




Comentarios