Se agotaron después de Navidad y los comerciantes se vieron obligados a reponer el stock.


Las remeras y shorts para niños con protección ultravioleta son furor en la Costa Atlántica, según consignó Clarín.

Luego de Navidad, las prendas cuyo filtro equivale al factor 50 de las cremas se agotaron en muchos negocios de indumentaria infantil del centro comercial de la calle Güemes.

Es lo que más se llevan, para las Fiestas me quedé sin stock”, comentó a Clarín la encargada de un negocio en el que una remera con filtro solar para chicos de menos de un año cuesta 589 pesos y una bikini también protegida se vende por 660 pesos.

“Lo que más me preguntan es si funciona el filtro, y a mí las madres que ya han comprado alguna vez en algún viaje me dicen que les funciona bárbaro”, aseguró la comerciante al mismo medio.

La médica dermatóloga Adriana Raimondi, por su parte, aseguró a Clarín que “Australia y Nueva Zelanda han desarrollado telas tecnológicas que repelen los rayos ultravioletas y aumentan hasta diez veces la protección que daría una prenda común. Lo importante para los padres es verificar que esa protección sea tal, que esté explicada en la etiqueta de la ropa y que no sea ‘trucha'”.

¿A dónde se consigue este tipo de indumentaria? En los locales de ropa surf, más que nada. Hay marcas australianas, brasileras y argentinas.

Según informó Clarín, ninguna remera cuesta menos de 500 pesos ni más de 660.




Comentarios