Desarrollaron un cristal que se repara solo a temperatura ambiente



Este descubrimiento accidental se dio en la Universidad de Tokio, Japón.

Investigadores de la Universidad de Tokio desarrollaron un cristal que se autoarregla con solo hacerle presión durante unos segundos y sin necesidad de ejercer calor para que se endurezca.

El grupo de científicos trabajaban en la creación de nuevos adhesivos cuando el estudiante de posgrado Yu Yanagisawa descubrió accidentalmente que un polímero de baja presión molecular, el poliéter tiourea, tenía propiedades de autoreparación.

El cristal hecho con este material puede repararse presionando las piezas rotas durante algo menos de un minuto, y recupera su resistencia original después de unas horas, confirmaron los investigadores a través de numerosos experimentos.

Ya se han desarrollado materiales como el caucho autoreparable, pero los científicos aseguraron que es la primera vez que se crea una sustancia dura que puede arreglarse a temperatura ambiente.