Hace cinco años le habían diagnosticado la enfermedad que le cambió la vida.


Elías Pereyra fue diagnosticado de leucemia con apenas 13 años cuando recién hacia sus armar en el fútbol juvenil de San Lorenzo. Ahora, no solo venció a la enfermedad sino que firmó su primera contrato profesional con el club.

El lateral izquierdo firmó contrato con el Ciclón por cuatro años.  Meses atrás, en una nota con Infobae, había contó: “Nunca bajé los brazos. No se me cruzó la idea. Capaz que pensás que te pueden pasar cosas feas, pero de ahí a llegar a morir…”.

Si bien tuvo que abandonar su sueño de ser futbolista por un año, supo salir adelante tanto en su sueño de curarse como de ser jugador de fútbol. Su imagen abrazado a sus padres llorando en las instalaciones de San Lorenzo tras alcanzar el segundo objetivo más deseado emocionó a todos.

Ahora, con vistas a Primera, no se olvidó del calvario que pasó y dejó un mensaje de aliento para aquellos que también están en una situación compleja. “Al que está pasando algo similar le diría que la luche, que confíe en Dios. No bajen los brazos: la tormenta no dura para siempre. Si bien vos pensás ‘de esta no salgo más’, tenés que ir paso a paso. Lucharla. A mí nadie me aseguraba nada, pero yo tenía fe en Dios que iba a salir adelante”, reflexionó.


En esta nota:

San Lorenzo Deportes


Comentarios