El hombre falleció cuando la joven tenía 16 años y se encargó de dejar programados varios presentes. 


La historia es conmovedora y se conoció en las últimas horas a través de las redes sociales. Bailey Sellers, de Tennessee, Estados Unidos, perdió a su papá cuando tenía 16 años y desde entonces recibió un regalo muy especial en cada cumpleaños. 

El hombre padeció un fulminante cáncer y cuando supo que nada podía hacerse decidió encargarse de programar un enorme gesto para su hija. 

En cada cumpleaños, Bailey empezó a recibir una tarjeta y ramos de flores que su papá dejó pagas antes de morir. En los últimos días, al cumplir 21, la joven sabía que recibiría el último de esos regalos, ya que así se lo había prometido su papá.

“Mi padre falleció cuando yo tenía 16 años y antes de morir me pagó las flores para que pudiera recibirlas todos los años en mi cumpleaños. Bueno, este es mi cumpleaños número 21 y el último. Te extraño tanto”, publicó la joven en su cuenta de Twitter.

Minutos más tarde, Bailey publicó la última carta de su papá, que no tardó en viralizarse en las redes.

“Esta es mi última carta de amor hasta que nos volvamos a ver. No quiero que derrames otra lágrima por mi, niña, porque estoy en un lugar mejor. Eres y siempre serás la joya más preciosa que me dieron. Es tu cumpleaños número 21 y quiero que siempre respetes a tu mamá y a ti misma. Sé feliz y vive la vida al máximo. Todavía estaré contigo a través de cada paso que des, sólo mira a tu alrededor y allí estaré“, se lee en el escrito.




Comentarios