Venezuela entró en default parcial por no pagar sus deudas



La calificadora estadounidense Standard & Poors rebajó la deuda soberana del país.

La calificadora estadounidense Standard & Poors (S&P) rebajó hoy la deuda soberana de Venezuela en moneda extranjera a default (suspensión de pagos) después de que el país dejara de pagar los intereses de dos bonos.

Hemos bajado dos calificaciones a ‘D’ (default) y bajamos la calificación de la deuda soberana en moneda extranjera a largo plazo a ‘SD’ (default parcial)”, indicó S&P en un comunicado.

Según la empresa, la decisión se debe al hecho de que las autoridades venezolanas no abonaron U$S 200 millones de los cupones correspondientes a bonos globales emitidos con vencimiento en 2019 y 2024.

Este fin de semana se cumplieron los 30 días de período de gracia sin que se efectuaran los pagos, por lo cual la calificadora colocó la deuda soberana del país a largo y corto plazo en moneda extranjera en SD/D (selective default/default).

El endeudamiento en moneda nacional de largo y corto plazo se mantiene en CCC/C, el grado anterior a la suspensión de pagos. Sin embargo, la valoración de las perspectivas de que se cumplan los pagos es negativa. S&P cree que hay un 50% de posibilidades de que Venezuela “pueda entrar en suspensión de pagos otra vez en los próximos tres meses”.

La noticia se conoce poco después de que el presidente Nicolás Maduro anunciara que había iniciado la refinanciación de su deuda externa en una primera reunión con sus acreedores que no arrojó resultados.