Un feroz sismo en Irán e Irak dejó más de 400 muertos y miles de heridos



El temblor, con epicentro en la ciudad iraquí de Halabjah, también se sintió en Kuwait y Líbano.

Un fuerte sismo de magnitud 7,3 que sacudió la frontera entre Irán e Irak causó más de 400 muertos en ambos países, sacó a los residentes de sus casas en la noche y se dejó sentir hasta en las costas del Mar Mediterráneo, más al oeste, según comunicaron las autoridades.

La provincia iraní de Kermanshah, en el oeste del país, fue la más afectada y la agencia estatal de noticias de la República Islámica reportó que el terremoto dejó 407 muertos y 6.700 heridos en el país. La zona es una región montañosa y rural donde la agricultura es el principal medio de subsistencia.

En tanto, el ministerio de Salud del Kurdistán iraquí informó que siete personas murieron y que 321 resultaron heridas, según consignó el sitio de noticias Iraqi News

El epicentro del temblor estuvo a 31 kilómetros (19 millas) de la ciudad de Halabja, en el este de Irak, según las últimas mediciones del Servicio Geológico de Estados Unidos. Se localizó a una profundidad de 23,2 kilómetros (14,4 millas), lo que podría provocar amplios daños. Los temblores de magnitud 7 pueden causar daños generalizados y graves.

Las redes sociales en Irán y agencias de noticias mostraron imágenes y videos de personas huyendo de sus casas en la noche. Más de 100 réplicas siguieron al temblor principal.

Los peores daños parecían estar en la localidad de Sarpol-e-Zahab, en Kermanshah, una provincia del oeste de Irán ubicada en los montes Zagros que separan los dos países.

Kokab Fard, un ama de casa de 49 años que vive en Sarpol-e-Zahab, dijo que tuvo que salir de casa con las manos vacías porque el complejo de departamentos en el que vivía colapsó.

“Inmediatamente después de que logreé salir, el edificio se vino abajo”, señaló Fard y agregó: “No puedo acceder a mis pertenencias”.

El líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Khamenei, ofreció sus condolencias e instó a los rescatistas y a todas las agencias gubernamentales a hacer todo lo posible para ayudar a los afectados, de acuerdo con reportes de los medios estatales. Está previsto que el presidente del país, Hassan Ruhani, visite las zonas dañadas el martes.

Según la agencia noticiosa semioficial ILNA, al menos 14 provincias iraníes se vieron afectadas por el terremoto.