El ministro de Energía fue director de dos empresas offshore  cuando trabajaba en Shell. 


El ministro de Energía de Argentina, Juan José Aranguren, integró los directorios de al menos dos sociedades offshore, según la investigación periodística internacional denominada “Paradise Papers”, publicada por el diario La Nación.

Aranguren fue en 2003 director de Shell Western Supply and Trading Ltd, una subsidiaria con sede en Barbados que la petrolera angloholandesa Royal Dutch Shell “utiliza para sus operaciones en América Latina”.

Según la misma información, ocupó el cargo por un breve periodo -cinco meses. y renunció, al mismo tiempo que se iniciaba como presidente de la filial de Shell en la Argentina, donde se desempeñó hasta que en 2015 fue nombrado ministro, con la llegada de Mauricio Macri a la presidencia argentina.

Además, Paradise Papers revelan que en 1996 Aranguren figuraba en el directorio de Sol Antilles and Guianas Ltd., “aunque el ministro niega haberla integrado”, especifica en el mismo diario.

En septiembre de 2016, a los pocos meses de asumir como ministro, Aranguren vendió sus acciones de Shell después de que la Oficina Anticorrupción (OA) le advirtiera de un posible conflicto de intereses.

El titular de Energía se había visto envuelto en una polémica por la posesión de estas participaciones, que sumaban un valor de 16 millones de pesos (unos 906.000 dólares).

La OA remarcó en su momento que aunque la ley no prohíbe la tenencia de acciones en empresas que operan en el ámbito donde trabaja un funcionario y solo le obliga a abstenerse de intervenir en las cuestiones relacionadas a dicha sociedad, “las particulares circunstancias del caso” hacen que la solución prevista por la norma “resulte insuficiente” para garantizar la “imparcialidad” en la toma de decisiones públicas.

A pesar de recibir diversas acusaciones de conflicto de intereses, Aranguren aseguró el año pasado que desde la función pública no ha tomado “decisiones particulares” respecto de su antiguo empleador.

Qué dijo el Ministro

​A través de un comunicado oficial, Aranguren afirmó que “desde que soy Ministro no” tuvo “participación en ninguna adjudicada a Shell ni en ninguna otra actuación referida particularmente a Shell”.

Y agregó: “Todas las compras de ENARSA y CAMMESA se hacen a través de licitaciones públicas, abiertas y trasparentes, en las que se convocan a proveedores de todo el mundo. Todas las licitaciones, cualquiera sea el adjudicatario, se adjudican a la oferta más conveniente para el erario”.






Comentarios