Declaró Núñez Carmona: “No tuve que ver con el levantamiento de la quiebra de Ciccone”



El socio y presunto testaferro de Amado Boudou declaró en los tribunales de Comodoro Py.

Continúa el juicio oral y público por el caso Ciccone y declararon los testigos y José María Núñez Carmona, socio de Amado Boudou.

Luego de que la testigo Laura Muñoz asegurara que su ex marido, Alejandro Vandenbroele, le había dicho que “trabajaba para Boudou y el nexo era Núñez Carmona en un negocio para Formosa“, la defensa de Núñez Carmona la acusó de falso testimonio.

“No tuve que ver con el levantamiento de la quiebra de Ciccone”, afirmó el imputado al comienzo de su indagatoria, en la que además negó haber participado de reuniones en nombre del ex vicepresidente o del Ministerio de Economía.

Siempre fue Moneta el interesado de comprar Ciccone Calcográfica“, sostuvo Núñez Carmona, quien intentó explicar que esa compra se había efectuado por parte del banquero a través de Alejandro Vandenbroele, quien para la Justicia es testaferro de Boudou.

Según el relato del hombre que fue detenido la semana pasada, a la par de Boudou, la situación de Moneta en relación a Ciccone cambió de manera drástica cuando el Congreso aprobó su estatización.

“Moneta se empezó a despegar de la inversión porque ya había puesto 60 millones de pesos y tenía que seguir una discusión judicial para discutir eso. Empezó a abrirse y lo dejó solo a Alejandro (Vandenbroele) enfrentando este tema en los próximos meses”, dijo.

Se produce una negociación permanente entre a familia Ciccone y el grupo de Moneta para tener algún tipo de resarcimiento. Era una discusión que no terminaba nunca y fue desde agosto 2012 hasta abril de 2013 donde le agarra un ACV a Moneta y el asunto quedó en nada“, dijo.

“Esto desemboca en la declaración de la familia Ciccone en diciembre de 2013, donde con medias verdades se dicen muchas mentiras”, aseguró Núñez Carmona en su declaración.

En la causa, se investiga la responsabilidad del ex vicepresidente, su socio, Alejandro Vandenbroele, Guido Forcieri, Nicolás Ciccone y Rafael Resnick Brenner (mano derecha del ex titular de la AFIP Ricardo Echegaray) por las irregularidades en la compra de la empresa.

La defensa del ex vicepresidente había realizado una presentación y los jueces Néstor Costabel y María Gabriela López Iñíguez, del Tribunal Oral Federal 4, autorizaron que no concurra.

En las últimas horas, el ex vicepresidente solicitó nuevamente su excarcelación en la causa por presunto enriquecimiento ilícito. De esta forma, intervendrá la Sala I de la Cámara Federal, integrada por los jueces Leopoldo Bruglia y Jorge Ballestero. Primero deberá fijar una audiencia oral para escuchar los argumentos de la defensa. Luego quedará en condiciones de resolver.