El Sadop rechazó el Operativo Aprender y apoyó la autoevaluación institucional



El gremio docente sostuvo que esta prueba no contempla problemas sociales, contexto o la realidad de las escuelas.

El Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop) cuestionó otra vez hoy “la estandarización de la evaluación” que impulsa el Gobierno nacional a través del “Operativo Aprender 2017, y aseguró que el gremio no se opone a las evaluaciones permanentes sino que reclama el cumplimiento del último acuerdo paritario, que determinó “la autoevaluación institucional y participativa”.

Un comunicado firmado por los secretarios general y de Educación del gremio, María Lazzaro y Daniel Di Bártolo, respectivamente, señaló que de forma permanente “se evalúa a los menores”, y ratificó la necesidad de cumplir la última negociación paritaria.

“La prueba ‘Aprender’ no contempla las problemáticas sociales, los contextos o la realidad de cada escuela. El Sadop rechaza una política que ubica a la fase evaluativa del proceso de enseñanza-aprendizaje como lo central y más importante, sin tener en cuenta los contextos socio-educativos. La evaluación estandarizada, como estrategia superadora, no puede asumirse como estado de situación porque genera uniformidad y degrada el trabajo de los educadores. Sus resultados ofrecerán un diagnostico erróneo”, aseguró el comunicado.

Según explicaron los dirigentes sindicales, al estandarizar la evaluación se instaura “una escenificación de los resultados, presentada de forma mediática en términos generales y sin profundizar y resolver los problemas centrales de la educación y su calidad”. Esto traslada “la culpa a los trabajadores y, el Estado, se desliga de la responsabilidad de acompañar y mejorar los programas socio-educativos y dispositivos institucionales”.

Por último, Lazzaro y Di Bártolo subrayaron que “la educación no puede ser estandarizada ni procesada como mercancía y, el docente tampoco puede ser medido como un mero productor de bienes”.