El exfutbolista Alberto José Márcico no pasa un buen momento. Hace unas semanas se conoció que fue acusado de estafa inmboliaria por su excompañero Martín Horacio Herrera y una empresaria. Y en las últimas horas, se sumó una nueva denunciante.

El juez Fernando Caunedo, del juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Nº 39, tiene tiempo hasta el viernes para definir la situación de Márcico y uno de sus hijos, Lucas, que también está implicado. Y mientras se espera la definición, una mujer pidió ser incluida en la causa.

La nueva denunciante presentó un escrito ante el juez en el que detalla una operación inmobiliaria de julio de 2018, con la firma "Edificio Migueletes 1268 S.R.L.", por un departamento y una cochera en el edificio de la calle Quintela Martín 1753/55 adquiridos por un total de 205.000 dólares.

A diferencia de los otros denunciantes, la mujer tomó posesión de las propiedades pero no pudo escriturar.

"Seguramente vio todo lo que se hizo público, tomó nota de la situación y pide ser incluida en la causa porque la S.R.L. se presentó en concurso y tiene todo embargado, y en ese contexto quizá nunca pueda llegar a escriturar", le confirmó a Clarín una fuente con acceso a la causa.

La denuncia de Herrera

El exarquero Martín Horacio Herrera fue el primero en denunciar al "Beto". Le reclama cinco departamentos que le compró entre noviembre y diciembre de 2012 y que nunca le entregó.

Martín Herrera, en su época de arquero. (Foto de archivo)

Herrera le compró dos departamentos en Roosevelt 3607 por un total de 160 mil dólares, y tres unidades de un edificio de Migueletes al 1200 por un total de 575 mil dólares.

La denuncia de la empresaria

A la denuncia de Herrera se le sumó la que hizo la empresaria Marta Zulema Rondinella, que había acordado con Márcico la compra de 16 departamentos de un edificio de la calle Benito Quinquela Martín al 1700, en Barracas, y tampoco logró tomar posesión.